La  importancia de la ventilación de tu generador de corriente en verano

La ventilación de tu generador de corriente es algo que debes tener muy en cuenta. Llega el verano, con la consecuente subida de las temperaturas, y tu grupo electrógeno puede llegar a sufrir sobrecalentamientos perjudiciales para el motor si la ventilación no es la correcta.

En post anteriores ya hablamos de la importancia de tener al día el mantenimiento de tu grupo y del repaso de los niveles de refrigerante, gasoil y aceite que pueden incidir en la subida de temperatura del motor. Hoy hablaremos de otro factor muy importante para la correcta refrigeración de tu equipo, el sistema de ventilación.

¿Qué debes tener en cuenta en cuanto a la ventilación de tu generador de corriente?

La mayoría de generadores de corriente que encontramos en el mercado funcionan con el sistema de refrigeración llamado “agua- aire”. En realidad, dentro del mundo profesional, lo llamamos “refrigeración por agua”. Nos referimos a sistemas que usan un líquido diferente al aceite, exactamente una mezcla de etilenglicol y agua en diferentes proporciones. Según cuál sea la temperatura ambiente, este líquido a su vez es refrigerado por aire forzado, mediante el ventilador cuando pasa por el radiador. Para el correcto funcionamiento de este sistema es imprescindible tanto que el nivel de refrigerante sea el correcto como que la circulación del aire sea la idónea.

La importancia de la ventilación en tu generador eléctrico, Agresa

¿Qué necesitamos para conseguir que la circulación de aire del generador de corriente sea correcta?

Para conseguir una correcta circulación del aire debemos tener algunas cuestiones en cuenta:

  • Tener el radiador limpio. Es un elemento principal de refrigeración y por ello es conveniente revisar su estado periódicamente. En caso de que sea necesario, es mejor contactar con un profesional para que lo limpie tanto interna como externamente.

  • Revisar el estado de las correas del ventilador y sustituirlas si se deterioran con el tiempo.

  • Evitar charcos de aceite, gasoil u otro fluido en la bancada del motor porque el ventilador los arrastraría hacia el radiador. Estos, mezclados con el polvo y las partículas en suspensión en el aire acabarían tapando el radiador.

¿Qué deberías revisar periódicamente tu mismo?

Estas tres medidas anteriores deberían ser realizadas por un profesional, pero hay otras que quizá las puedas llevar a cabo tu mismo, como por ejemplo:

  • Mantener la sala del grupo electrógeno limpia y ordenada ( la sala del grupo no es un trastero y a veces lo parece)
  • Mantener las entradas de aire de la sala del grupo y del carrozado libres de obstáculos para que el aire circule bien.
  • No dejar en la sala papeles y mucho menos trapos que pueden ir a parar al ventilador y romperlo.
  • Nunca debes hacer funcionar el grupo con las puertas de la carrocería abiertas, el generador está fabricado para funcionar con las puertas cerradas ya que de esta manera el aire circula por su interior de la forma correcta. El aire entrará por la parte trasera y, normalmente, barrerá toda la superficie del alternador y del motor. Pasará por el radiador enfriando el fluido y saldrá al exterior. Esta es la secuencia correcta,  y si abrimos las puertas, no lo enfriaremos como se necesita.

Por último, lo más importante es que a la hora de diseñar y realizar la instalación de un generador de corriente se ponga en manos de un profesional, puesto que hay aspectos que solo un profesional conoce, de este modo se evitará problemas y sorpresas desagradables.

Echa un vistazo a nuestros grupos