¿Qué conviene tener siempre en cuenta para el mantenimiento de los grupos electrógenos en invierno?

grupos electrógenos mantenimiento y reparación, Agresa

El mantenimiento preventivo de los grupos electrógenos es algo esencial para garantizar que no surjan errores ni averías inesperadas durante sus periodos de actividad. Es conveniente realizarlo tanto en verano como en invierno, pero con la llegada del frío hay algunos factores que se deben tener siempre en cuenta. En este post intentaremos explicar con detalle todo lo que debe revisar con pulcritud y rigor en invierno. Si dispone de un grupo electrógeno industrial, le aconsejamos que siga leyendo, puesto que si tiene en cuenta todo lo que viene a continuación, obtendrá un mejor rendimiento de su grupo y alargará, en gran medida, su vida útil. 

Los grupos electrógenos, mantenimiento y reparación en invierno

Pero es cuando se tiene que trabajar con grandes cantidades de energía eléctrica, que se recurre a tensiones más elevadas, que nos sirven para transportar potencias mucho mayores aprovechando corrientes y secciones de conductores reducidos.

Elevar la tensión durante el transporte permite manejar grandes cantidades de energía mediante cables aéreos.

Asegúrese de tener siempre controlado el nivel de electrolitos de la batería. Resulta una tarea de vital importancia, puesto que los electrolitos se componen de agua destilada y ácido sulfúrico. Con el paso del verano, hay una gran probabilidad de que dicha agua se haya evaporado y, en consecuencia, se estropee la batería y el grupo no arranque cuando sea necesario.

Los grupos electrógenos instalados en zonas geográficas frías disponen de una resistencia que calienta el anticongelante que circula por el motor. Dicha resistencia dispone de un termostato que mantiene el anticongelante a una temperatura que oscila entre 35º y 40º grados. Para comprobar que la resistencia funciona, debe tocar el motor por la parte superior y notar que está caliente. En caso de no ser así, debe llamar urgentemente al servicio técnico porque un arranque a muy baja temperatura puede causar daños en el motor, que recordemos es una de los componentes con reparaciones de mayor coste.

También resulta de vital importancia comprobar el nivel de refrigerante. Para comprobarlo, tiene que quitar el tapón del radiador del motor. Hágalo siempre con el radiador frío y el motor parado

Si el nivel de refrigerante es bajo, la resistencia no podrá calentar correctamente todas las partes del motor e incluso se podría quemar la propia resistencia, al no estar en contacto con líquido. 

Debe reponer el radiador con líquido refrigerante adecuado, pero nunca con agua. Asimismo, es importante avisar al servicio técnico si detecta alguna fuga o alguna mancha de refrigerante.

Saber más de nuestra empresa

Uno de nuestros grandes valores lo encontramos en nuestro excepcional equipo técnico

En Agresa se encontrará con un equipo de técnicos y profesionales del sector energético con profundos conocimientos sobre el mantenimiento preventivo y correctivo de los grupos electrógenos industriales, indistintamente de la potencia que tenga el suyo: principal, auxiliar, continua…

Si quiere preguntarnos algo o tiene alguna duda respecto del funcionamiento de su equipo, solo tiene que llamarnos por teléfono al (+34) 93 877 20 20, mandarnos un correo electrónico a agresa@agresa.es o rellenar el formulario de contacto que se encontrará en esta misma web. 

Contactar con Agresa

Por otro lado, también nos gustaría poner en valor que disponemos de un banco de carga que nos permite realizar todo tipo de pruebas para detectar los errores y fallos de cualquier grupo industrial. 

De hecho, contamos con una amplia y dilatada experiencia en instalaciones de grupos electrógenos en lugares de difícil acceso, alejados del suelo o de la civilización, espacios reducidos…

Eche un vistazo a nuestra sección de proyectos y comprobará in situ de lo que le estamos hablando.